Un adolescente en casa ¿Cómo hablarle?

Alberto Vela 28 de septiembre de 2018
0 personas les gusta este post

Los cambios hormonales, físicos, psicológicos y sociales propios de la adolescencia influyen en la personalidad de los jóvenes dificultando la comunicación con sus padres ¿le suena familiar? hablar con su hijo adolescente no es misión imposible, demanda paciencia para intentar orientarle sin quitarles la posibilidad de resolver problemas por sus propios medios. Aprenda a motivar su capacidad raciocinio con nuestros consejos.

Recomendaciones claves para hablarle a su hijo adolescente:

Son contados los adolescentes que durante esa etapa quieren hablar con sus padres, por lo general la comunicación la orientan hacia amigos de su misma edad conllevado a escuchar – poner en práctica – equívocos consejos que los conducen al fracaso. Evitar esto es posible, si considera 4 recomendaciones claves:

1.      Sea razonable y mantenga su posición:

Si bien, ceder ante un castigo puede evitarle un problema inminente, con la  actitud le crea a su hijo la idea de que puede convencerlo fácilmente y que podrá hacer lo que quiera con usted siempre que insista. Manténgase firme en su postura sin dejar de ser razonable, es ese el balance perfecto, actúe luego de escuchar los argumentos con los que intentará explicar el motivo del incumplimiento de una regla. De ahí lo conveniente de comunicarles los lineamientos del hogar ¡guerra avisada no mata soldado!

2.      Hable siendo un buen ejemplo:

La paciencia y comprensión son fundamentales al intentar comunicarse con su hijo adolescente, sin embargo, no debe descuidar el dar el ejemplo con la palabra, compórtese como un modelo ejemplar antes de tratar de conversar con su hijo acerca de un tema que le agobie; no olvide que la etapa de la adolescencia se caracteriza por su lucha para alcanzar la maduración que les permita independizarse de sus padres, es por ello que apostarán por dejar a la familia en segundo plano, dándole prioridad a los amigos.

Involucre a su hijo en las decisiones familiares, no se trata de darles el control, sino de motivarlos a ser parte del núcleo y que sientan que su opinión cuanta a la hora de escoger la mejor alternativa para todos.

3.      Sea asertivo:

Defienda su opinión y derechos sin ofender a su hijo, pero tampoco permita que estos le ofendan; bajo los límites del  respeto, apueste por la negociación sirviendo de mediador entre ambas partes a fin de que nadie quede insatisfecho con los resultados.

Esta actitud asertiva le permitirá maximizar la probabilidad de éxito frente a su hijo, pues les generará tranquilidad y seguridad al saber que escucha y valorar sus opiniones y sentimientos.

4.      Elija bien el lugar y el momento:

No se vaya de bruces si considera que su hijo adolescente está presentando problema de conducta; es necesario ser cuidadoso con el lugar y hora para conversar con él de forma tranquila y sin interrupciones. Es importante que la conversación se maneje en términos asertivos, y que inicie describiendo el problema de forma clara y sin demasiadas complicaciones.

Explíquele cómo se siente respecto a lo que hizo, evitando juzgarle directamente, la idea es que corrija su comportamiento desde la primera falta, de lo contrario podría tornarse una conducta reiterada que solo conllevará a castigos frecuentes y una actitud defensiva por parte de él.

CategoríaNiños
  • 0
  • 20

Leave your comment