Hoy hablaremos de la importancia del pensamiento crítico y te daremos algunos consejos para que ayudes a tu hijo a desarrollarlo. El pensamiento crítico es la destreza de entender nuestro entorno, pudiendo así ser objetivo sobre cualquier tipo de tema en el cual el ser pensante optimiza el patrón de sus pensamientos, y los somete a rigurosos procesos de mejoramiento todo ello con el objetivo de auto-dirigir sus pensamientos a mejores estándares intelectuales.

El desarrollo del pensamiento crítico  es de suma  importancia ya que nos permite crecer como individuos y seres pensantes, desprendiéndonos así del egocentrismo del pensamiento individualista, deformado y en ocasiones prejuicioso. Hemos de tomar en cuenta que para mejorar nuestra calidad de vida y profundizar buenas bases en el desarrollo de nuestros hijos debemos mejorar la excelencia en el pensamiento y adiestrarlo de manera cotidiana.

El pensamiento crítico es el mejor propulsor para desarrollarnos como seres humanos, para alcanzar la excelencia es importante saber que como individuos debemos ir más allá de los hechos que se nos presentan y cuestionarnos sobre el origen de esos hechos, entendiendo esto seremos capaces de instruir a nuestros hijos para que con nuestra ayuda desarrollen su pensamiento crítico.

La mejorar manera de instruir a tus pequeños en el pensamiento crítico

  • Avivar en tus hijos pasión por el conocimiento inculcándoles las ganas de aprender siempre.
  • Sé guía en su vida y ayúdales a comprender el mundo que los rodea. El mundo es muy grande y está lleno de peligros, ayúdale a superarlos sin hacérselo tú mismo.
  • Alienta a tus hijos escuchar las distintas opiniones, elegí temas que les guste a ambos y debatan.
  • Anímalo a que exprese sus opiniones, déjalo ser autónomo a la hora de tomar sus decisiones y que aprenda a ser responsable por ellas.
  • Principalmente arraiga en ellos valores, para que sean objetivos a la hora de formar opiniones sobre los demás y apelen a sus convicciones y buena moral.

El resultado será un pensador crítico y ejercitado, alguien que podrá llegar a conclusiones, resuelva problemas con autonomía, evalué información efectivamente, respete la opinión de sus contrarios y se comunique efectivamente con su entorno.