Te enseñamos dónde puedes encontrar los mejores cursos y máster para dar masajes a bebés y niños. Te enseñaremos cuál es la mejor manera de realizar masajes para relajar a tu hijo, que como a casi todo el mundo, seguro que le encantan, lo que le ayudará a relajarse y además fortalecerá el vínculo maternal con él.

Otra de las funciones del masaje infantil, es la de ayudarles a prevenir o superar los cólicos del lactante, aunque para este caso se recomienda visitar a un especialista capacitado para ello.

Los masajes para relajar a tu hijo son beneficiosos tanto para tí, como para él. Ya hemos hablado que ayuda a fortalecer el vínculo entre los dos, aunque el padre, que suele tener menos tiempo para los bebés, también puede ser el encargado de realizar los masajes.

Los masajes son beneficiosos para los bebés tanto física como psicológicamente. Les ayuda tanto a relajar su cuerpecito, como a estimular zonas de las que no tienen el control todavía, aparte de desarrollar su cerebro de manera positiva a base de estímulos y de contacto, lo que les hace sentir más seguros.

¿Cuál es el mejor momento de los masajes para relajar a tu hijo?

No hay respuesta para esta pregunta, se le puede realizar masajes a todas horas. Un buen momento es después del baño, el momento en el que se les echa la crema después puede ser aprovechado para realizarle un masaje relajante. En algunos sitios no se recomienda no hacerlo justo antes de comer, pero no hemos encontrado contraindicaciones para ello, sino todo lo contrario.

Si estableces una rutina para el masaje relajante de tu bebé, esperará impaciente la llegada de ese momento del día.

¿Dónde le puedo dar un masaje?

Los masajes para relajar a tu hijo pueden empezar por los deditos de los pies, pasando por las plantas de los pies donde tenemos muchas terminaciones nerviosas. De ahí subir a las piernas, donde podemos apretarles un poquito más para ayudar a que las sientan.

El pecho y la tripa del bebé deberán ser las siguientes zonas del masaje ascendente, para a continuación, ponerles boca abajo y realizar un masaje por la espalda, los hombres y el cuello.  Al tenerles boca abajo, fomentarás que intenten sujetar su cabeza, lo que es signo de querer avanzar y da lugar a poder sentarse y empezar a gatear.

La cabeza debe ser la última parte, con movimientos suaves por la cara y el cuero cabelludo.

¿Donde puedo aprender a dar estos?

Una de las mejores opciones que se nos vienen a la cabeza son los cursos de masaje y quiromasaje espsformacion.com de la Escuela Europea Parasanitaria ubicada en varias ciudades Españolas (Coruña, Vigo, Santiago, Tenerife, Portonovo) y otros 9 países de la Unión Europea. Otra opción muy buena es la de buscar cursos y masters www.dcursos.com que es un comparador de cursos y másters de máxima calidad en el que podrás encontrar incluso cursos gratuitos de masaje y quiromasaje.

A continuación, os dejamos un vídeo para que tengáis una referencia a la hora de hacer masajes para relajar a tu hijo o hija.