El chupón en los niños

Alberto Vela 22 de diciembre de 2017
0 personas les gusta este post

El uso del chupón, ¿es bueno o malo? Esta es la pregunta que se hacen la mayoría de los padres, principalmente los primerizos.  Existen cientos de artículos acerca del chupón, lo cual causa que (quienes debutan en la experiencia de tener un bebé) se vuelvan locos con tanta información, y finalmente, no saben qué decisión tomar. Pues, he aquí una guía completa para ellos.

Llega el recién nacido al hogar ¿y ahora qué?, las responsabilidades de los padres ante el bebé son muchas: alimentarlo a cualquier hora, educarlo, jugar con él… Sin embargo, una de las decisiones más importantes que deben tomar los padres es la de darle  o no el chupón a su hijo.

La Academia Americana de Pediatría (AAP), recomienda que el bebé emplee el chupón a partir de su primer mes de vida, para que la lactancia materna esté bien establecida. Asimismo, la organización sugiere que (al cumplir 1 año) el pequeño deje de usarlo al tomar la siesta; pero si puede emplearlo en otros momentos.

El chupón y los padres

Recurrir al chupón muchas veces es una acción desesperada de los padres para tranquilizar al pequeño, calmar su lloriqueo, reemplazar la lactancia o dormir al bebé. Según Nataniela Barreiro (psicóloga  educativa y orientadora vocacional) “los padres tienden a callar a los hijos con el chupón (…)”, entonces, si tienen hambre o sueño, le ofrecen este accesorio infantil.

El chupón es un arma poderosa, pero también es una estrategia de doble filo. Los bebés se sienten aliviados y cómodos, se acostumbran a la idea de tener un algo en su boca, por lo que (la costumbre de usar el chupón) finalmente se convierte en un hábito difícil de superar.

Barreiro afirma que “los progenitores deben asegurarse que el niño esté bien en todos los aspectos. Un niño alimentado, cambiado, que ha interactuado con sus cuidadores y que no tiene gases, no necesita de nada para dormirse”. Siendo así, ella recomienda darle el chupón al pequeño solo si empieza a meterse el dedo a la boca, ya que “es más fácil quitar un chupón que el dedo, que está en la mano”.

El reflejo de succión

Está científicamente comprobado que los bebés desarrollan el reflejo de succión desde el vientre, un aspecto que se produce de modo involuntario y que logra saciar sus necesidades psicológicas y nutricionales.

Por esa razón, el reflejo de succión permite darle el pecho al bebé. Se crea (inconscientemente) una necesidad de chupar algo, por lo que recurren a meterse el dedo en la boca.

Como mencionamos anteriormente, el empleo del chupón es una costumbre complicada de quitar, sin embargo, usar el chupón también tendría sus beneficios. Lee acerca de las ventajas y desventajas del chupón, para tomar una decisión acertada.

 

CategoríaBebé
  • 0
  • 210

Leave your comment