Comprar una silla de paseo sin volverse loco

Alberto Vela 11 de septiembre de 2016
0 personas les gusta este post
Sillas de paseo MacLaren

Hasta que el bebé comienza a andar sin cansarse durante un rato largo necesitaremos llevarlo en sillas de paseo.

Lo habitual cuando el bebé está a punto de nacer, es comprar un carrito que venga con tres piezas: silla + capazo + grupo 0 (opcional). Hasta los 5 ó 6 meses utilizaremos el capazo más cómodo para el recién nacido porque va tumbado. Cuando el peque comienza a mantenerse erguido y el capazo se le queda pequeño es el momento adecuado para cambiarlo a la silla. La silla del trío es una silla más amplia y pesada, con el chasis mucho más robusto. Será ideal para utilizarla durante un periodo de tiempo pero, más adelante, la cambiaremos por una silla de paseo ligera porque son mucho más manejables, más pequeñas, con un plegado más sencillo y fáciles de manejar. Son menos confortables que las anteriores, por eso no se suelen utilizar cuando el bebé es muy pequeño. Las sillas de paseo son ideales para llevarlas en el coche, para montarnos el bus, en el avión… son muy ligeras y nos será más fácil llevarla, especialmente cuando el niño ya comienza a andar y aguanta un ratito andando pero luego se cansa y quiere su silla.

Lo básico para elegir sillas de bebé.

La oferta de Sillas de Paseo es tan variada que puedes sentirte dudosa para elegir un modelo u otro. Hay una serie de factores que deberás tener en cuenta:

– El sistema de plegado:

La gran mayoría de sillas de paseo ligeras se cierran a modo de bastón porque ocupan menos espacio. Es importante comprobar que el plegado sea suave y fácil de accionar.

– Los kilos homologados:

En España las sillas de paseo están obligadas a soportar los 15kg. La mayoría de sillas aguantan hasta este peso pero hay otros modelos que están homologadas hasta más kilos, como los 22kg. o 25kg.

– La seguridad:

Hay algunos aspectos relacionados con la seguridad que debemos tener en cuenta como por ejemplo que el chasis sea sólido, que incluya un dispositivo de bloqueo para evitar que se cierre accidentalmente, unos buenos cinturones de seguridad o que tenga un adecuado sistema de frenado.

– Las características extras:

Nos ayudarán a que el paseo sea mucho más cómodo y confortable, por ejemplo, es importante que la silla de bebé pueda regularse en altura, que el respaldo sea reclinable, que el reposapiés tenga varias posiciones, una amplia capota para protegerlo del sol y que la barra sea extraíble para poder sentar al niño con más facilidad.

– Los accesorios:

Podemos ponerle a nuestra silla de paseo tanto accesorios como queramos. En el mercado hay muchísimo y algunos de ellos son indispensables como por ejemplo una amplia cesta portaobjetos,  la burbuja para cubrir al niño de la lluvia y del viento, el saco para abrigarlo del frío, el bolso para guardar sus cosas, la sombrilla para el sol, el trasportín para llevar al hermano mayor, portabiberones

CategoríaBebé
  • 0
  • 55

Leave your comment