Cambios en la alimentación en verano

Alberto Vela 13 de julio de 2016
0 personas les gusta este post

Entramos en la época del año más calurosa y queremos hablarte de los cambios en la alimentación en verano, tanto la alimentación infantil, como la de los adultos.

La alimentación en los niños debe varias dependiendo de la estación del año en la que nos encontremos, al igual que hacemos nosotros, los adultos. Por eso os vamos a dar algunas recomendaciones sobre los cambios en la alimentación en verano para los niños.

Aunque las necesidades alimenticias de los niños son las mismas en todas las épocas del año, los gustos y las apetencias van cambiando dependiendo del clima que tengamos. Por ejemplo, en verano, con el calor, la alimentación de todos los miembros de la familia suele ser más fresca, con comidas frías y ligeras.

A los propios adultos nos apetece menos en verano comernos un cocido madrileño, una fabada asturiana o un sopa caliente y nos apetece más tomas ensaladas y cremas frías.

En esta época del año se recomienda tomar toda clase de verduras crudas como tomates, zanahorias, guisantes, etc ya que mantienen mejor sus nutrientes. Los hidratos de carbono como la pasta, las legumbres, las patatas y los arroces vienen muy bien elaborar ensaladas más calóricas.

La ingesta de líquidos aumenta considerablemente en esta época del año ya que perdemos mucho líquido a través del sudor. Es importante beber mucha agua y en ocasiones, tomar bebidas refrescantes para aumentar la cantidad de minerales, como por ejemplos, zumos, refrescos, horchatas, granizados… pero nunca en exceso, sobre todo en los más pequeños.

Un ejemplo de cambios en la alimentación en verano puede ser:

  • Desayuno: Batido, leche o café acompañado de un zumo de naranja o un licuado de zanahoria, manzana y espinacas acompañados de tostadas con aceite y sal.
  • Media mañana: Un zumo natural, alguna pieza de fruta o un yogurt.
  • Comida: Un gazpacho frequito de primero y una ensaladilla rusa con atún para ingerir algo de proteína.
  • Merienda: Un té con hielo acompañando a un yogurt o alguna pieza de fruta.
  • Cena: Una crema fresquita de calabacín y un vaso de leche fresquita antes de ir a la cama.
CategoríaAdultos, Niños
  • 0
  • 72

Leave your comment