La primera forma de comunicación de los bebés, es el llanto; una vez que lo hacen, nos desesperamos un poco por querer saber como calmar el llanto del bebé.

El llanto del bebé puede producir mucha angustia para los padres primerizos, y para aquellas madres que están agotadas, porque llevan semanas durmiendo poco. Cuando el bebé llora, es porque está intentando comunicar algo, por eso es importante descartar varias situaciones referentes a su llanto.

Para ello debes verificar si tiene hambre, sueño, cólico, calor, frío o simplemente necesita algún cambio de pañal. Si te cercioraste que su llanto no es producto de ninguna de esas situaciones, posiblemente necesita contacto físico, porque extraña a su mamá.

Trucos para calmar el llanto del bebé

Los bebés tienen sus razones para llorar, pero a veces ni los padres más expertos logran dar con la causa de su llanto. A continuación te mencionare algunos trucos que te permitirán calmarlo un poco.

  1. Envuélvelo completo con una manta, verifica que los brazos y piernas estén bien cubiertos. Esto los calma, ya que se sienten como si estuvieran en el útero.
  2. Puedes acostarlo sobre tu cuerpo, haciendo que tenga contacto con tu piel. Este truco lo logra calmar de inmediato.
  3. Ponle música suave o música para bebés; este tipo de melodía tiene un efecto calmante en el bebé.Puedes encontrar cantidad de sesiones en youtube.
  4. Puedes moverlo de manera suave. Esto le permite recordar el movimiento que hacía, cuando estaba flotando en el líquido amniótico, y calmarse.
  5. Colócale un chupete. El juego con el pecho lo reconfortará y calmará.
  6. Si vives en algún edificio, o tienes un parque cercano, puedes subir y bajar escaleras. Los bebés quedan tan desconcertados con el movimiento, que se queda quietos y calmados.
  7. El coche es una de las últimas alternativas que debes probar por su incomodez. Pero lo cierto es que a muchos niños les tranquiliza el movimiento y el sonido del coche

Es importante recordar que cada bebé es único y diferente, es por ello que a veces lo que a uno le funciona a otro no tanto. Sin embargo, puedes ir probando los diferentes trucos para ver su reacción, y así determinar cuál es el que más se adapta a tu bebé.