Beneficios de las mascotas para los niños

Alberto Vela 22 de septiembre de 2016
0 personas les gusta este post
beneficios de las mascotas en los niños

Hace un tiempo hablamos de cómo responder a las personas que nos preguntaban con qué iba a pasar con nuestra mascota cuando llegara el bebé. Hoy vamos a descubriros los beneficios de las mascotas para los niños en la convivencia. Dicen que sólo quien tiene una mascota, puede hablar de todas las ventajas que supone para su hogar la existencia de esta.

Uno de los mayores beneficios de las mascotas para los niños es la experiencia, el convivir con animales, el aprender a respetarlos desde el primer momento. Esto le ayudará a comprender lo que es el respeto para llevarlo a cabo, no sólo con las mascotas sino también con otras personas. Aprenderán el sentido de la responsabilidad, aunque debemos ir dejándoles la responsabilidad sobre el animal poco a poco para que se vaya viendo preparado y no le sobrepase.

Los niños aprenden por imitación, si somos cariñosos y respetuosos con nuestras mascotas, ellos irán comprendiendo que eso es lo habitual, lo bueno, y comenzarán a imitar nuestro comportamiento.

Son demasiados los beneficios de las mascotas para los niños para poder hablar de todos

Las mascotas preferidas por los niños son, por orden: perros, gatos, hámsteres, tortugas y peces. Hay que tener en cuenta que hay que adecuar la vida familiar a la mascota que se va a tener en casa. Se debe incluso elegir la raza, principalmente para los perros, ya que cada raza de perro tiene sus peculiaridades. Dado que cada mascota es un mundo y los que más interactúan son los perros, nos centraremos en ellos.

Otro de los mayores beneficios de las mascotas para los niños y viceversa es que juntos forman un excelente equipo de juegos. Se puede enseñar a los niños a jugar con sus fieles compañeros desde muy pequeños. A ambos les encanta jugar con la pelota.

No debemos dejarles jugar sólo hasta que no esté bien aprendida la lección. Los niños pueden llegar a ser muy crueles con sus “amigos perrunos” y éstos, aunque de manera excepcional, pueden llegar a perder la paciencia y enfadarse. Lo más normal es que si al perro no le gusta el trato del niño huya de él. Esto desaparecerá por completo cuando el perro se sienta seguro y no atacado.

Se ha demostrado que los niños que conviven con animales adquieren mayor seguridad y confianza en sí mismos y favorecen las relaciones con los demás ya que sienten simpatía por estos animales, llegando incluso a contarles sus pensamientos. Un niño que ha sufrido un trauma, si está en compañía de una mascota, lo afrontará de mejor manera.

Consideraciones a tener en cuenta

  • Un perro juguetón puede morder y al tirar de la mano hacia afuera hacernos o hacerles daño. NUNCA se debe decir que el perro es malo, sino que el perro es juguetón, por mucho que nos haya dolido.
  • Nuestro perro o el del vecino puede ser muy sociable, pero no todos lo son. Lo que debemos enseñar a un niño es que SIEMPRE antes de acercarse a tocar un perro debemos preguntar al dueño si se puede tocar.

 

 

CategoríaBebé, Educación, Niños
  • 0
  • 120

Leave your comment